BARAKALDO CF 4-3 SD AMOREBIETA: DOLOROSA DERROTA EN EL 89

BARAKA-AMORE

BARAKALDO: Viorel, Prats, Galán, Picón, Erik Ruiz, Carles Marc (Min. 80, Sergio García), Agirrezabala (Min. 46, Barbosa), Antonio Sánchez, Dopi, Jurgi (Min. 66, Fran) y Villacañas.

AMOREBIETA: Tena, Ibarbia, Luengo, Simic, Arregi, Bilbao (Min. 68, Iturraspe), Soberón (Min. 82, Orozko), Ortega (Min. 62, Lozano), Tascón, Álvaro y Seguín.

Goles: 0-1: Min. 2; Carles Marc, en propia meta. 0-2: Min. 38; Luengo. 1-2: Min. 56; Jurgi. 2-2: Min. 70; Barbosa. 2-3: Min. 71; Soberón. 3-3: Min. 81; Barbosa. 4-3: Min. 89; Sergio García.

Árbitro: Leo Ollo, del comité navarro. Amonestó a los locales Sergio García, Prats y Dopi; y a los visitantes Tascón, Seguín y Luengo.

 

Difícil de explicar lo ocurrido en Lasesarre en el derbi entre el Barakaldo y el Amorebieta. Los azules protagonizaron una primera parte sobresaliente, dominadores en el juego y en el marcador, que llegó al descanso con 0-2. No obstante, el partido se volvió loco en la segunda mitad. Los locales igualaron, pero Soberón volvió a dar ventaja a los zornotzarras un minuto después del 2-2. El duelo parecía bien controlado por el Amore, que se medía a un rival que necesitaba ganar para sellar matemáticamente su presencia en el play-off de ascenso. Los errores atrás permitieron a Lasesarre enchufarse con el 3-3 y un gran disparo de falta de en el 89 dejaba los tres puntos en el feudo gualdinegro.

La sufrida ante el Barakaldo supone la segunda derrota de la segunda vuelta para unos azules que, pese a ello, certifican su permanencia en Segunda B. Y es que ya es matemáticamente imposible que les superen los seis equipos que están por debajo, única manera que habría para condenar al Amore a jugar la promoción, ya que en las dos jornadas restantes varios de ellos protagonizarán duelos directos. En cuanto a la lucha por acceder a la Copa, los zornotzarras se mantienen en las plazas coperas con una ventaja de 1 punto sobre el Calahorra.

El encuentro no pudo empezar mejor para los azules, que abrieron la lata en el primer minuto. Soberón encontró un hueco a la espalda de la zaga gualdinegra y puso un centro al corazón del área, donde llegaba Ortega para el remate. Carles Marc, en el intento de evitarlo, alojó el cuero en su propia red.  Pese a ponerse con ventaja, los zornotzarras siguieron buscando el arco rival y jugando durante largos tramos en el campo del Barakaldo, al que complicaba la salida con una sensacional presión. Soberón buscó el segundo con un potente lanzamiento de falta que salió muy cerca del travesaño.

El derbi continuó con pocas noticias en las áreas, lo que era una buena noticia para un Amorebieta que jugaba cómodo. El panorama volvió a animarse a la media hora. Un cabezazo de Erik Ruiz que se fue alto desató la ira de los zornotzarras, que encadenaron varias oportunidades hasta encontrar el premio. Un centro de Seguín se fue envenenando y obligó a intervenir a Viorel, que después tuvo que estirarse para repeler a córner un latigazo de Tascón. Tras el saque de esquina, el cuero voló al segundo palo y ahí apareció Luengo para elevarse por encima de todos y conectar un cabezazo letal que supuso el 0-2, marcador con el que finalizó una espectacular primera mitad del Amorebieta.

El Barakaldo, que movió el banquillo en el descanso para cambiar el sistema, retornó impetuoso del vestuario, lo que obligó a los azules a emplearse a fondo para mantener a salvo la meta de Tena. No obstante, Jurgi recortó la renta con un misil desde la frontal que se alojó en la red tras superar un bosque de piernas. El golpe no tumbó a los de Iñigo Vélez de Mendizabal, que retomaron el pulso y empezaron a asomarse. Soberón cabeceó a las manos de Viorel, al que después obligó a estirarse Ibarbia tras una buena llegada por el carril diestro.

El encuentro volvía a estar bajo control pero, a 20 minutos del 90, el Barakaldo logró igualar el marcador por medio de Barbosa, que cazó un centro en el segundo palo y fusiló. Lo que supondría un mazazo para la inmensa mayoría de los equipos, no lo fue para el Amorebieta. Y es que el 2-2 se mantuvo en el luminoso un minuto, el tiempo que tardó Soberón en establecer el 2-3 al aprovechar un barullo en el área.

Los locales necesitaban la victoria para sellar su billete para el play-off y propusieron un intercambio de golpes del que acabaron sacando beneficio. Barbosa aprovechó un pase al espacio para sellar el 3-3 en el 81. El jarro de agua fría cayó en el 89, cuando Sergio García se sacó de la chistera una golazo de falta para obrar la remontada de los de Aitor Larrazabal.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *